Ver resumen

El sistema de partidos en el Distrito Federal.

El Distrito Federal (D.F.) como capital de los Estados Unidos Mexicanos tiene un diseño institucional distinto al de cualquier otra entidad de la República. De hecho las autoridades locales comenzaron a ser electas por los ciudadanos residentes en su territorio hasta fechas muy recientes. A partir de la primera elección democrática de jefe de gobierno 1997 el D.F. se ha caracterizado por el predominio del (PRD) Partido de la Revolución Democrática. Este partido ha ganado desde entonces y sin interrupción la jefatura de gobierno, la mayoría de las jefaturas delegaciones y la mayoría de escaños en la Asamblea Legislativa. El triunfo de este partido en 1997 puede ser explicado con base en los siguientes factores: 1.- en el D.F. ya existía un importante voto opositor, sobre todo a partir de 1973 y era en buena medida la división de las fuerzas políticas la que permitía que el PRI mantuviera el control; 2.- el desarrollo económico de la región modificó la estructura social local, de modo que un significativo número de trabajadores de nuevo cuño quedaron fuera del control corporativo del PRI. Además, las corporaciones tradicionales fueron superadas por la aparición de diversas organizaciones y movimientos sociales, principalmente del movimiento urbano popular. Todas estas organizaciones se agregaban o se derivaban de organizaciones políticas de izquierda, muchas de ellas antisistema que ya contaban con antigüedad en el espacio capitalino. Sin muchas bases sociales de apoyo, pero con presencia en el movimiento social, las organizaciones políticas tuvieron participación en las acciones sociales colectivas de 1983, el paro cívico nacional de 1985, los movimientos de damnificados por los sismos de 1986-1987, el movimiento estudiantil universitario 1988, la lucha cívico electoral y en 1989 el movimiento magisterial; 3.- el PRD fue el receptáculo para la condensación de todos estos pulsos organizativos, de acción social y política. Y al parecer de ahí se deriva en parte su fortaleza; 4.- la crítica situación económica fue el caldo de cultivo del descontento ciudadano manifestado en las urnas. Y aunque el entonces partido gobernante se recuperó en 1991, para 1994 la fuerza opositora era ya toda una realidad. En paralelo el deterioro económico siguió presente sin dar sosiego a los ciudadanos, que finalmente en 1997 colocaron al PRI en la oposición (Reveles, 2011:445) y además 5.- en 1997 se aplica por primera vez la nueva normatividad electoral, fruto de la reforma de 1996; y más allá de señalar que gracias a ésta ahora se elegiría al jefe de gobierno mediante el voto ciudadano, las nuevas condiciones de la competencia permitirían el desarrollo de comicios más limpios y equitativos.De manera general es posible decir que una vez obtenido el poder, el PRD ha logrado mantenerlo gracias a la instauración de políticas sociales de carácter universal y al uso clientelar de las mismas. El objetivo de la ponencia es explicar las razones del predominio del PRD en la capital desde 1997 hasta 2012. Bibliografía Reveles Francisco, 2011. Partidos políticos en el Distrito Federal. México UNAM.