Ver resumen

Instituto Nacional Electoral una perspectiva desde lo local

La transición democrática en el país se dio a partir de una serie de reformas electorales que transformaron las instituciones y dieron paso a fenómenos característicos de una democracia, competitividad, alternancia, gobiernos divididos y pluralidad partidista. Los organismos electorales constituyen una pieza fundamental en el engranaje de un sistema electoral que luego de más tres lustros de la llamada “reforma definitiva” de 1996 ha originado una nueva discusión sobre su futuro. Después de los polémicos resultados del 2006 se registró un nuevo impulso de reformas que tomó un nuevo aliento con el Pacto por México. Hoy el país se encuentra en medio de una coyuntura política que busca fortalecer el sistema electoral mexicano, una de esas propuestas es crear un único organismo de elecciones y eliminar las instituciones electorales locales. El 14 de mayo del presente año el PAN en el senado presentó su iniciativa de reforma político-electoral la cual incluía la conformación de una Instituto Nacional Electoral, por lo que desaparecerían los institutos electorales locales y el IFE. Esta misma propuesta ya estaba incluida en el Pacto por México; sin embargo hoy por hoy no existe una iniciativa de ley concreta que formalmente se discuta en el Congreso y explique los alcances de la nueva institución electoral. A la luz de estos supuestos, se han realizado una serie de foros tanto en el Senado como por parte de académicos para discutir la propuesta. La mayoría de las voces se han pronunciado en contra de tal idea, no obstante, ¿qué es lo que origina y sustenta dicha proposición? La respuesta primaria es la muy discutible afectación a la autonomía de los institutos electorales locales por los congresos locales o el gobernador en turno. Los institutos electorales han sido denostados históricamente por los partidos políticos derrotados en cada proceso electoral el discurso es el mismo, falta de independencia de los integrantes de los Consejos Generales; lo mismo que ha sucedido en el 2006 y en menor medida en el 2012 en el ámbito federal. Lo indiscutible es que el país presenta una diversidad en cuanto a la organización electoral y la integración de los Consejos de los institutos electorales locales. Este trabajo analiza las propuestas y argumentos de académicos y políticos, además, presenta un escenario alternativo ante tales suposiciones el cual investiga más allá de las opiniones emitidas sobre una centralización y avasallamiento de lo federal a lo local para dar paso a una propuesta incluyente y que mejore la organización de nuestras elecciones en todos los ámbitos.