Ver resumen

Representación y cultura política en las mujeres chihuahuenses.

Discutir las experiencias, expectativas y retos sobre lo que ha implicado la participación de las mujeres en la política orgánica, es decir, de frente a la posibilidad de transformación de las reglas institucionales desde el interior de las propias instancias estatales; ejercicio de su representación política enfrentándose a un entramado institucional, donde las reglas predominantes fueron creadas mayoritariamente por hombres. Partimos de que representación se da bajo tres acepciones: la representación descriptiva, simbólica y sustantiva. Es decir, las mujeres que participan en la política como representantes, lo hacen en una triada que cubre aspectos de “ser mujer” y “actuar por las mujeres" y "actuar como las mujeres”. Considerando los elementos anteriores, es relevante resaltar que las subjetividades y narrativas de las mujeres representantes, regidoras y diputadas de la entidad federativa de Chihuahua en el periodo del 2000 al 2010 muestran el camino arduo de una lucha que no termina por concretarse, el de hacer política en un espacio dominado por los hombres y que; asimismo en sus narraciones queda claro que hacer política implica no sólo la triada mencionada, sino que además deben y de hecho lo ejercen en un entramado de reglas formales e informales, donde ellas estaban ausentes por lo que muchas de las veces deben actuar conforme dichas reglas. Para generar a su vez nuevas reglas en las que se logre la equidad en la representación, por ejemplo, las cuotas de género en pos de una representación que no requiera de acciones afirmativas, sino que sea parte de una nueva institucionalidad. Lo anterior conlleva necesariamente un impacto en la cultura política de cara a la construcción democrática en el nivel subnacional, sobre todo respecto a la aceptación o no del nuevo rol que las mujeres han asumido desde la década de los ochenta con la insurgencia cívica, principalmente en 1986, conocida como el “verano caliente”. Esta ponencia busca responder a interrogantes ¿El ejercicio de las mujeres chihuahuenses en los puestos de representación popular (regidoras, diputadas) es llevado a cabo de manera sustantiva o sólo de forma descriptiva?, donde su actuar no se diferencia del actuar de los representantes masculinos; ¿cuál es la percepción que las representantes tienen respecto a su propio ejercicio y cuál es la percepción de las representadas respecto al papel de las representantes mujeres?; ¿cómo se ha modificado la cultura política de las mujeres chihuahuenses, en general, luego de su creciente participación política?