Ver resumen

De partidos militantes y ciudadanos explorando pistas de la cultura política a través del proceso electoral de Baja California 2013.

Las elecciones de Baja California 2013 destacaron en el calendario electoral del año por diversas razones. Desde una mirada interesada en observar cambios y permanencias de los comportamientos las creencias y las actitudes frente al poder político se trató sin duda de un ejercicio electoral privilegiado. Tras 24 años de gobierno del PAN en la entidad y doce años de gobierno del mismo partido en la presidencia las elecciones del 7 de julio mostraron una complejidad social y política mucho mayor que la sencilla evaluación o calificación de la forma de gobierno de un partido político que en la entidad fue oposición, no siempre leal ni testimonial de 1947 a 1989. El foco de la ponencia se centra en tratar de ir más allá de la descripción del comportamiento que tuvieron los partidos políticos sus militantes y los ciudadanos para ensayar algunas explicaciones que ayuden a entender los aspectos sociopolíticos más significativos registrados durante este proceso electoral incorporando un ejercicio de comparación del papel del PAN sus militantes y el comportamiento ciudadano en los años previos a 1989. Cabe señalar que entre los principales rasgos o características de esta elección se contó con lo siguiente: El señalamiento de que se trataba de una elección previamente negociada en favor del Pacto por México impulsado por el presidente Enrique Peña Nieto, La percepción de que una figura célebre del PRI avecindado en Tijuana ¨perdió” ante el priísmo nacional pero ganó al final, se trató de una elección más bien desangelada en la que el abstencionismo y las expresiones de descrédito hacia los partidos y sus candidatos no pudo ser vencida. El análisis se basa en información estadística, hemerográfica, entrevistas, realizada durante los primeros años de la década de los noventa y en la elección del 7 de julio de 2013 en la ciudad de Tijuana BC.